Vikingos llevan a Islandia a una mujer americana. (Arcaicos, 3).

Uno de los debates más constantes y apasionantes de la Historia, que perdura casi eterno desde hace décadas, se proyecta hacia la siguiente idea: ¿quiénes fueron los primeros europeos en llegar al continente americano?. La crónica oficial, nos dice que fue la expedición de Cristóbal Colón, un navegante de origen posiblemente genovés, financiado por la Corona de Castilla, la primera en llegar a las costas del “nuevo mundo”.

Parece del todo indiscutible, que la travesía colombina fue la que “descubrió América” para el resto del mundo, ya que desde ese momento las noticias corrieron como la pólvora por Europa, y se empezó a trazar la cartografía de las nuevas costas, al tiempo que distintas expediciones trataban de aprovechar el filón del momento. Pero, aunque ellos fueron los que lo popularizaron, tal vez no fueran los primeros en llegar hasta allí. Casi quinientos años antes, otros navegantes, señores del mar y del frío, parece que habían pisado las costas norteamericanas, e incluso dejaron allí sus huellas: los vikingos.

El 17 de octubre de 2010, publicábamos esta entrada, a propósito de una noticia donde se afirmaba la realidad de un viaje vikingo de ida y vuelta, que incluso había terminado con el traslado de nativas americanas al norte de Europa, entre finales del siglo X y principios del XI. El rastreo del ADN mitocondrial aportaba las evidencias necesarias.

VIKINGOS LLEVAN A ISLANDIA A UNA MUJER AMERICANA

A comienzos de esta semana, algunos medios españoles (la verdad es que muy pocos) se hacían eco de una noticia publicada en la revista American Journal of Physical Anthropology según la cual, en el tiempo de las invasiones vikingas, una mujer fue llevada desde América hasta Islandia, donde además tuvo descendencia. Esto supondría la confirmación definitiva (si es que había alguna duda) de que los escandinavos llegaron al Nuevo Mundo casi cinco siglos antes que Cristóbal Colón.

El estudio en el que incluso han participado miembros del CSIC, se basó en cuatro familias islandesas compuestas por cerca de ochenta personas, de las cuales se analizó su ADN esperando encontrar un origen próximo, tanto de Escandinavia como de Irlanda o Inglaterra, pero la sorpresa llegó al aparecer evidencias genéticas amerindias. Además el ADN analizado es mitocondrial, el cual es transmitido en la mayor parte de los casos por la mujer y teniendo en cuenta que Islandia permaneció prácticamente aislada desde la llegada de los vikingos en el siglo X, lo más sencillo es pensar que estos genes correspondan a una mujer llegada desde América en lo que se llamó “La Segunda Edad Vikinga”.

Escena idealizada de vikingos en el combate
(“The Vikings”, Osprey Military Books. Ian Heath & Angus McBride)

Las dudas sobre la presencia vikinga en América siempre han rodeado a este pueblo, pensando que las sagas nórdicas en las que se habla sobre el viaje no eran más que leyendas, y tradicionalmente no se ha dado demasiada veracidad a los mapas que reflejan “Vinlandia”, el territorio al que supuestamente llegaron los noruegos hacia el año 1.000. Quizás desde ahora tengamos que empezar a pensar de una forma diferente…

(Nota completa de la noticia en el diario ABC).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s