Esta semana en la radio… La procesión de Las Cantaderas y el Tributo de las Cien Doncellas.

Días antes de la festividad de San Froilán, los leoneses celebramos un acto muy especial, que nos pone en contacto directo con el pasado, el mundo natural, y también las tradiciones más arraigadas. El folclore toma forma en la procesión de Las Cantaderas, donde la alegría y la inocencia parecen esconder una terrible costumbre…

radio_leon_cien_doncellas_cantaderas_elmurrial

Recuerdan las voces más sabias, que en tiempos del rey Mauregato de Asturias, los musulmanes impusieron un severo tributo a sus enemigos del norte: anualmente, habrían de ser entregadas cien mujeres jóvenes, que partirían en un lento peregrinar hasta Córdoba para engrosar las filas de los harenes emirales. Durante décadas, se mantuvo la horrible costumbre, hasta que llegó al trono el rey Ramiro I. Organizando un amplio contingente militar, tomó el camino de La Rioja para enfrentarse a los musulmanes, aunque libró una batalla que no terminó como estaba previsto. Los cristianos retrocedieron hasta un espacio seguro denominado Clavijo, donde se dispusieron a pasar la noche entre llantos y oraciones, mientras acosaba el enemigo. En medio de la duermevela del rey, tomó forma en sus sueños la figura del apóstol Santiago, quien le prometió ayuda en la batalla que se libraría al día siguiente. Y así sucedió. Contra todo pronóstico, en aquella jornada de Clavijo vencieron los cristianos con la ayuda de Santiago, el apóstol de Cristo que luchó como un guerrero más a lomos de su caballo albino, poniendo fin, de esta manera, al humillante Tributo de las Cien Doncellas.

Pero, ¿qué hay de realidad en esta historia?. Posiblemente muy poco. Las crónicas más próximas al siglo IX no hablan de tales acontecimientos, y tenemos que esperar hasta la llegada del siglo XII para encontrar el primer documento que aluda a Clavijo y sus circunstancias. Una centuria más tarde, aquel relato tomó fuerza gracias a las crónicas de Lucas de Tuy y Jiménez de Rada, y desde entonces, el mito se tornó en realidad.

Desde las últimas décadas de la Edad Media, aquel episodio se conmemora en la forma de Las Cantaderas, olvidando la tragedia de otros tiempos y disfrutando de una realidad folclórica que, con algunas variaciones desde el siglo XV, ha llegado hasta nuestros días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s