La “Luz Sagrada”. (Arcaicos, 33).

Las consecuencias favorables de habitar un mundo completamente industrializado y dominado por la tecnología, son enormes, y nos ofrecen posibilidades casi inabarcables. Sin embargo, esto nos ha hecho perder el vínculo con el mundo natural, con lo primigenio, con lo más simple y al mismo tiempo lo más insondable. Ya no nos sorprendemos con los fenómenos naturales, los astros del cielo o los sucesos singulares, ni nos paramos a pensar en la duración variable de los días y las noches, o su relación con la organización social, como sin duda hacían nuestros antepasados. Para ellos, el control del tiempo se convertía en algo vital, pero también mágico y simbólico, y nos dejaron numerosos ejemplos de todo esto, usando la luz como elemento esencial de lo sagrado.

luz_sagrada_elmurrial

Hace ya algún tiempo, publicábamos esta entrada en el blog “desdelacasausher”, tratando de dar relevancia a un fenómeno, el de la luz entre las religiones, que a menudo no es comprendido en toda su amplitud. Cuando nos movemos en fechas próximas al equinoccio de primavera, es un momento perfecto para retomar estas palabras que dan forma aun texto lleno de simbolismo, donde el resplandor es el verdadero protagonista.

LA LUZ SAGRADA EN LA RELIGIÓN UNIVERSAL

En la mayoría de las religiones que han transitado (y algunas aún lo hacen) a través de la historia de la humanidad, la luz siempre ha jugado un papel muy destacado. En base al dualismo más puro, la luz es la expresión del bien, de la pureza, de lo sagrado y por qué no, de la esperanza, mientras que su némesis es la oscuridad, el mal, lo tenebroso y el caos. Desde hace varias centurias, e incluso milenios, los creyentes, han mirado al cielo en busca de respuestas, y algunas han sido halladas entre las estrellas. El análisis astronómico, y la medida del tiempo, ha convertido algunos momentos clave del año como los solsticios y equinoccios, en puertas abiertas a otra realidad que se fijan en la Tierra a través de grandes construcciones.

Sólo citaremos algunos ejemplos, pero quizás el más significativo sea el círculo megalítico de Stonehenge, al sur de Inglaterra. Datado en un momento aún no concretado del III milenio a.C., es a la vez un templo sagrado y un observatorio astronómico. Durante el solsticio de verano (21 de junio), los rayos del sol atraviesan su eje a través de las losas gigantescas, marcando el comienzo de una nueva época del año.

Al otro lado del mundo, en pleno territorio maya mexicano tenemos la pirámide de la serpiente emplumada Kukulcán, en el complejo arqueológico de Chichén Itzá. En este caso, el juego de la luz crea un fenómeno asombroso durante los equinoccios de primavera y otoño (marzo y septiembre). Los rayos del sol proyectan la sombra de los diferentes basamentos sobre la alfarda (límite de la escalera) de la cabeza de serpiente, dando la impresión de que en el ocaso, el dios desciende a través de la pirámide.

Las construcciones citadas anteriormente se han convertido hoy en día en lugares de peregrinación y turismo, donde la gente se arremolina para contemplar estos fenómenos y en algunos casos dar rienda a suelta a rituales y cultos procedentes de otros tiempos. Pero a nivel “local” también nos encontramos con algo así en España. En la iglesia de San Juan de Ortega (Burgos), en pleno Camino de Santiago, los equinoccios nos dejan de nuevo un fenómeno muy curioso. Durante el ocaso del 21 de marzo y el 22 de septiembre, un rayo de luz penetra en la iglesia e ilumina un capitel en el que se narra la Anunciación a la Virgen María.

Como hemos dicho se trata sólo de algunos ejemplos, pero sirven para darnos cuenta de la importancia de la luz entre las religiones, de los elementos comunes en la fe de los hombres, y de que, como decía un buen maestro mío, “tenemos la gran necesidad de trascender…”. En este blog ya hemos hablado en otro momento de esa frase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s