Waterhouse, “pintor de mitos y leyendas”. (Arcaicos, 38).

Para comprender la historia, no basta con memorizar infinidad de datos, fechas y nombres, sino que hay que ir más allá, zambullirse en cada época y pensar como entonces, sentir como entonces, y experimentar los miedos y emociones de gentes tan distintas pero al mismo tiempo tan próximas a nosotros. No todo el mundo tiene la capacidad de empatizar de esta manera, pero el esfuerzo es imprescindible. En algunas ocasiones, encontramos imágenes, escenas o representaciones, que un sólo golpe de vista nos trasladan a otros lugares, y sentimos un intenso cosquilleo al ver las expresiones de rostros que nos resultan tan cercanas o familiares. Uno de esos ejemplos es la obra del pintor inglés John William Waterhouse (1849-1917), capaz de plasmar sobre el lienzo las escenas más fantásticas de la historia y la literatura con asombroso realismo.

waterhouse_elmurrial

De Waterhohuse podríamos decir muchas cosas, pero en este caso es mucho mejor que hablen sus pinturas. Simplemente nos atrevemos a esbozar, como si de uno de sus lienzos vírgenes se tratara, que su nacimiento en Roma a pesar de su ascendencia británica, le hizo un apasionado del mundo clásico. En su obra aparecen constantes referencias a Grecia, Roma, y el mundo oriental. La mitología y la literatura serán uno de los pilares de una obra profundamente admirada y reconocida, e incluso relacionada con la del pintor de escenas clásicas Lawrence Alma-Tadema (m. 1912).

Waterhouse pronto dio su obra a conocer, exponiendo en los espacios más importantes como The Royal Academy. Después de una primera fase de inspiración clásica, vive una transición hacia la temática medieval, donde destaca su obra vinculada al ciclo artúrico, con “The Lady of Shalott” (1888) como escena fundamental, quizás la más conocida de sus pinturas.

Pero en la década de los años noventa conoce a una mujer llamada Muriel Foster, una modelo que será la gran musa de sus representaciones femeninas. Porque si por algo hay que destacar a Waterhouse, es por crear un estilo propio en el dibujo de las formas de una mujer. Más allá de lo que transmiten sus cuerpos, sus rostros están llenos de expresividad y emociones que se clavan en la retina del espectador.

A principios del año 1917 murió en Londres, pero su legado permanecerá para siempre. Fue uno de los artistas más importantes de la transición entre los siglos XIX y XX, siendo un puente entre dos mundos: la llamada “Hermandad Prerrafaelita” y el Romanticismo victoriano. En la barca de la Dama de Shalott navegará eternamente por la corriente que baña las tierras de Camelot…

Imágenes: www.jwwaterhouse.net

Anuncios

Un comentario en “Waterhouse, “pintor de mitos y leyendas”. (Arcaicos, 38).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s