Roma Eterna; el Castel Sant´Angelo

Pensemos por un momento en ella, porque Roma es sinónimo de grandeza, majestuosidad, honor y poder. Quizás debido a todo esto, carga a sus espaldas con el honor de ser llamada “Ciudad Eterna”. Pero no nos detengamos en la decadencia del presente, ni en la expuesta y apocada debilidad económica del país al que pertenece. Mejor hagamos un esfuerzo tanto visual como mental, hasta atisbar más allá, cruzando los muros del pasado hacia la grandeza de otro tiempo.

castel_st_angelo_elmurrial

Porque fue precisamente en otro tiempo, cuando tomó forma la ciudad monumental, erigida desde las entrañas de la tierra y lo más profundo del conocimiento humano. Así se convirtió en el centro del mundo conocido y occidental, cuando era morada de emperadores. Sobre sus cimientos, se erigió el poder eclesiástico y buena parte del legado artístico que se extiende por sus calles en el presente, no es sino herencia de la potestad religiosa. Con esta entrada, pretendemos inaugurar un breve ciclo que recorra algunos de los símbolos más importantes de la ciudad de Roma, que nos llevarán, siguiendo el curso del río principal, a rasgar el velo que oculta su  historia. En primer lugar, nos detendremos en el Castel Sant´Angelo.

El modelo de gobierno imperial se impuso en Roma desde el primer siglo, puesto que fueron los sucesores de Augusto los que fundaron la primera dinastía basando su legitimidad en el parentesco y la proximidad. Así pasaron los Julio-Claudios, la grave crisis de mediados de siglo y la dinastía de los Flavios, que se cerró antes de finalizada la centuria. Con Trajano comenzaba un nuevo momento para Roma extendiendo su poder en las grandes regiones orientales, pero si queremos adentrarnos en las raíces del Castel Sant´Angelo a nosotros nos interesa especialmente su continuador, Adriano (117-138).

A partir de estos momentos, se pone freno a la imparable marcha de conquista militar romana, y se empiezan a mover los hilos de la reorganización territorial. Bajo el gobierno de nuestro protagonista, inmortalizado en la obra de Marguerite Yourcenar (“Memorias de Adriano“, 1951) se pusieron los cimientos para la construcción de un inmenso mausoleo imperial en la orilla derecha del río Tíber, a poco más de dos kilómetros de distancia del foro. Aquella tumba monumental fue el inicio del castillo.

mausoleo_adriano_st_angelo_elmurrial

Situada originalmente fuera de las murallas de Roma y unida a la ciudad por el Pons Aelius, la tumba pervivió tanto tiempo como el modelo de gobierno romano. Ante las necesidades militares del siglo V, pronto fue comprendida su extraordinaria capacidad defensiva, que incluso jugará un papel protagonista en las guerras gótico-bizantinas una centuria después.

Durante la Alta Edad Media veremos que su significado funerario ha sido reemplazado por el bélico, siendo ahora un bastión que incrementa su capacidad defensiva para resguardar el frente septentrional de la ciudad. Pero el Medievo había caído como una losa sobre la ciudad de Roma, convertida en feudo ambicionado por los grandes señores. La inseguridad llevaría al papa Orsini (Nicolás III, 1277-1280) a ordenar la construcción de un paso seguro que conectase los palacios vaticanos con el Castel Sant´Angelo, el Passetto.

pasetto_borgo_st_angelo_elmurrial

Este paso alzado, ofreció más de un respiro a los pontífices de los últimos momentos de la Edad Media, y sobre todo a los que guiaron el cristianismo en el mundo moderno. Entre los casos más destacados están los del papa Borgia (Alejandro VI), que mostró gran predilección por residir entre sus suntuosas paredes, y Clemente VII, que atravesó el corredor desde las dependencias vaticanas para alcanzar la seguridad del castillo durante el Saco de Roma de 1527.

Los últimos cinco siglos han sido de constante transformación, provocando que dentro de la misma construcción las diferentes fases constructivas se mezclen, se retuerzan los pasillos subterráneos y las paredes muestren oculten habitaciones abiertas en otro tiempo. En la actualidad, el Castel Sant´Angelo es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, tanto por su historia como por su ubicación. Reconvertido en museo, guarda importantes colecciones privadas así como otras procedentes del rico pasado renacentista. Cerámica, escultura, armamento, y varios niveles de habitación esperan al visitante, para llevarle de la mano a conocer un legado que ha crecido paso a paso con la ciudad que le rodea.

Fotos y +info: www.castelsantangelo.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s