III Concurso de Microrrelato “LEONARDO BARRIADA”

Para todos los interesados en el mundo de la creación literaria, ya está en marcha la III edición del concurso de Microrrelato “Leonardo Barriada”, organizado por la Asociación Félix de Martino de Soto de Sajambre (León, España). Podréis consultar las bases del mismo en el blog de la Asociación asociacionfelixdemartino.blogspot.com.es o haciendo click aquí.

IIICONCURSO Leonardo Barriada

Este año, el tema del microrrelato (que no puede exceder las 200 palabras), gira en torno a la tradición de los concejos rurales, una institución de origen medieval que en muchos pueblos del norte ha mantenido su vigencia hasta tiempos recientes, y que pretendía servir para el auto-gobierno de los pueblos. En el blog de la Asociación podréis encontrar más información relativa a los concejos y a sus tradiciones, así que os animo a que os paséis por ahí y presentéis vuestros relatos a concurso (la fecha límite es el 15 de junio de 2014). Desde aquí yo también quiero sumarme al encuentro literario con este “micro” fuera de concurso titulado “Otro año más”, que habla de un tiempo pasado y del temor hacia algunas fuerzas incontrolables.

Copa del Concejo de Acebedo. (Imagen procedente de www.templete.org)

Copa del Concejo de Acebedo. (Imagen procedente de http://www.templete.org)

OTRO AÑO MÁS

Tres llaves distintas, guardadas por manos distintas, abrieron los cerrojos del arca del concejo. Dentro descansaban la vara de cuentas, documentos que casi nadie podía leer, y una copa de plata grabada en latín que la tradición retrasaba hasta los siglos medievales.

Todos los vecinos habían sido llamados a la reunión. Allí, hablaron de las fechas y el calendario, de la niebla que desde hacía un par de días resbalaba por las laderas hasta cubrir el fondo del valle y de cómo hacer frente a las bestias del bosque. No tardarían en caer desde las montañas empujadas por el hambre.

La tarde avanzó entre discusiones a viva voz. Con las últimas luces del día acordaron fijar puestos de vigilancia a partir del siguiente amanecer. La tragedia del invierno pasado había abierto una terrible herida en la comunidad. Para cerrar el encuentro, el vino del concejo fue servido en la copa de plata y cada vecino bebió un pequeño sorbo. Pero alguien la dejó caer al suelo. El aullido les heló la sangre. Después se escucharon muchos más. Las bestias también se habían reunido y volvían al pueblo buscando presas. Como el invierno pasado, pero esta vez, era demasiado pronto. 

¡Mucho ánimo y a escribir!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s